Las historias de éxito de empresas que reinventan las industrias son de empresas con componentes innovadores. 

Airbnb sale a la bolsa y vale más que Marriott, Hilton y Hyatt combinados. 

Airbnb, la plataforma que te permite alquilar alojamientos en cualquier parte del mundo sin poseer un solo activo le dio un giro a la industria hotelera teniendo una capitalización en valor mayor a la combinada de las tres cadenas hoteleras más grandes de Estados Unidos: Marriott  (US$ 43.000 millones), Hilton (US$ 39.000 millones) y Hyatt (US$ 8.000 millones). Encuentra la nota aquí.

Vivimos inmersos en la era digital con avances tecnológicos, con cambios en los patrones de consumo, y en una adaptación desesperada por la “nueva normalidad” que la pandemia dejó. 

La innovación se ha convertido en algo imperativo más que en una opción, la disrupción en una oportunidad y el emprendimiento en algo que es para todos y no solo para algunos; incluso los corporativos comienzan a explorar el “Emprendimiento Corporativo”

Empecemos por conceptos y definiciones básicos del emprendimiento.  

Según la RAE el significado de emprender es: “Acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierras dificultad o peligro, mientras que para Wikipedia se refiere a “Identificar una oportunidad de negocio, adquirir y desplegar los recursos requeridos para su explotación”. 

Emprender también requiere de tener una “mentalidad emprendedora”. Aceptar riesgos, tener enfoque y determinación hacia metas, adaptación al cambio, agilidad de pensamiento entre otras muchas características. 

Vayamos entrando en materia, 

A lo largo de mi camino como facilitadora de innovación abierta he visto que existen muchas posturas y opiniones respecto al emprendimiento corporativo, para algunos es invertir en startups, tener una cultura corporativa innovadora, desarrollar innovación al interior del corporativo, generar nuevos modelos de negocio con la ayuda de externos y un sin fin de opiniones.

Yo me quedo con una muy sencilla y fácil de entender “Actividad emprendedora al interior de un corporativo”

Los tres objetivos que acompañan al emprendimiento corporativo son:

  1. Detectar oportunidades que lleven al negocio a otro nivel.
  2. Potenciar la innovación.
  3. Transformar a la organización. 

El emprendimiento corporativo también requiere de un mindset, es decir; de un conjunto de actitudes que influyen en el éxito de los esfuerzos por emprender, a continuación te comparto algunas posturas respecto al “Emprendimiento Corporativo como mindset”

Riesgo hacia la innovación:

Salir de la zona de confort, a las organizaciones les da temor innovar, porque implica cambiar, romper con paradigmas, con costumbres y sobre todo lidiar con la incertidumbre. Hacer algo que no se ha hecho antes implica “pocas garantías de éxito”, sin embargo si se logra, el impacto es inmenso. Aquí aplica la frase “el que no arriesga no gana”.  

Pensamiento Moonshot:

El corporativo debe eliminar fronteras, ir más allá de lo que se cree posible, en el camino seguramente habrá fracasos y obstáculos y es aquí cuando se debe pensar fuera de las limitaciones para crear un nuevo modelo  que apoye el crecimiento exponencial. “Experimentar y perder el miedo al fracaso”

Propósito transformacional:

Como lo mencioné al principio, uno de los objetivos del emprendimiento corporativo es transformar a la organización y esto se logra cuando planteamos objetivos que revolucionen a la organización, desde la cultura organizacional hasta el core del negocio.

Me ha tocado ver empresas que por más que intentan incentivar la innovación, no lo logran debido a que no tienen una estrategia clara y no están dispuestos a cuestionar y eliminar viejos patrones de ejecución.  

Pensamiento divergente:

Para llevar el negocio a otro nivel, es importante saber que hay muchas formas de hacerlo, las organizaciones deben estar abiertas a explorar más de una solución para los retos a los que se enfrentan y desafiar el pensamiento lógico que tiene como consecuencia caer en la “ceguera de taller” que no nos permite abrirnos a múltiples oportunidades.  

Mentalidad Ágil:

La metodología ágil es usada para hacer más eficientes los procesos al interior de una compañía, pero si esto lo llevamos al ADN empresarial, tendremos como resultado una compañía ágil y eficiente para atender nuevas oportunidades, reconfigurar procesos y cambiar la forma en la que se trabaja sin generar fricción interna. 

Emprendedor Corporativo

Así como el acto de emprender lo realiza un emprendedor, en el emprendimiento corporativo la figura estelar es el emprendedor corporativo y lo interesante es que todas las organizaciones ya sean chicas, medianas o grandes tiene emprendedores corporativos. 

Las características para identificarlos son:

  • Provocan el cambio
  • Son curiosos
  • Son flexibles y se adaptan
  • Son ambiciosos 
  • Retan al negocio
  • Identifican fricciones para provocar innovación

Se tiene la perspectiva de que los emprendedores corporativos tienen altos cargos, pertenecen a la línea directiva por tener la visión estratégica del negocio o que son los que están en las áreas de innovación, pero no siempre es así.

He identificado a muchos emprendedores corporativos que se encuentran en las áreas operativas y que por la naturaleza de cargo son los que tienen las ideas de cómo hacer las cosas de manera distinta, los que encuentran las áreas de oportunidad.

Mi consejo es que el área directiva y el área operativa puedan complementarse para determinar la estrategia del emprendimiento corporativo, porque es muy común que la visión directiva tenga la visión de a dónde llevar a la corporación y el conocimiento de tendencias, pero el área operativa o las áreas que interactúan con los clientes, usuarios, procesos, etc. son los que verdaderamente tienen los insights.

Los emprendedores corporativos no salen de las piedras, hay que identificarlos, orientarlos, capacitarlos, motivarlos y tenerlos como nuestros aliados estratégicos para cumplir con el objetivo del emprendimiento corporativo. 

Siempre he dicho que un proceso de emprendimiento corporativo no tiene una receta para garantizar el éxito y mucho menos es un método “copy paste” que funciona de la misma manera para todos los corporativos, pero algo que sí puedo garantizar es que todas las organizaciones deben tener como objetivo potenciar la innovación, ya sea de forma interna o abierta, incremental o radical, pero empezar ya.

Avatar

Michelle Martínez

Founder en Coonector®

Durante los últimos 4 años ha sido facilitadora de Innovación Abierta, acompañado a corporaciones de distintas industrias en la creación y ejecución de sus iniciativas.

Ver todas las publicaciones

NEWSLETTER